Mi honor se llamaba lealtad. Opinión Subjetiva

Imagen relacionada

No penseis, pese a lo dramático del título, que eta película presenta un punto de vista spilbergiano del nazismo y de las Waffen-SS, esto es, una suerte de crueles y desalmados sádicos que disfrutan infligiendo las más abominables torturas físicas y psicológicas tanto a la comunidad judía como a comunistas, homosexuales, gitanos, etc.

Se acerca más bien y esto es lo que me sorpendió, a un planteamiento panteísta y antibélico que recuerda descaradamente al estilo de Terrence Malick en la Delgada Linea Roja, con voz en off narrando el argumento y reflexionando acerca de la vida, el amor lo absurdo de la guerra; flashbacks de los protagonistas en los que se nos muestran escenas cotidianas de sus vidas y de cómo les afecta la guerra, etc.

La película cuenta la historia de un sargento recién ascendido de la primera división de las Waffen -SS la Liebstandarte Adolf Hitler, la élite de la élite y de cómo a lo largo de las batallas va perdiendo la fe en la política continuando la lucha por sus compañeros y su país.

Lo mejor el mensaje antibelicista que propone, lo peor, el doblaje es un poco discutible y puede llegar a hacerse pesada.

Recomendable

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s