Mientras dure la guerra. Opinión subjetiva

Resultado de imagen de mientras dure la guerra opiniones

En el día de la exaltación del neonacionalcatolicismo qué mejor historia que la que nos cuenta esta película en la que la crítica vuelve a vendernos la moto de que Amenábar ha realizado otra obra maestra esta vez ambientada en los albores del nacimiento del franquismo, utilizando como vehículo conductor el desengaño que sufrió la figura del ilustre Miguel de Unamuno con el alzamiento faccioso y que desembocó en el famoso episodio que protagonizó en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, un 12 de octubre de 1936, con el general Millán Astray cuando pronunció el famoso discurso que terminaba con la frase apócrifa “venceréis pero no convencereis”.
Al no ser un documental, no hay que tomarse al pie de la letra todo lo que sale en la película, pero a pesar de estar guionizada y tomarse ciertas licencias poéticas tipo Ridley Scott, como que los falangistas eran un grupo de matones analfabetos; Franco sufría algún tipo de oligofrenia; Millán Astray era el típico legionario exaltado, pendenciero e ignorante, etc. La historia que se nos muestra da una sensación de realidad bastante convincente sobre todo sustentada en las excelentes interpretaciones de Karra Elejalde, Eduard Fernández y Tito Valverde así como la ambientación y la fotografía, marca de la casa.
A pesar de lo cuál durante su visionado y tras éste te quedas con la sensación de estar esperando ese momento apoteósico que se supone es cuando Unamuno pronucia el discurso increpatorio que parece dejarte con las ganas entre otras cosa porque se hace lenta en algunos momentos .
Remarcable la escena en la que Franco, alias “franquito”, ordena cambiar la bandera tricolor republicana por la rojigualda monárquica y los soldados empiezan a entonar la marcha real(el himno oficial de España actualmente con ligeras variaciones en algunos acordes pero básicamente la misma) algunos con la letra original del 27, otros con la letra de Pemán, otros simplemente con el “lo lo lolo”, en ese momento haces catacrocker y sientes un poco de vergüenza porque se supone que la escena simboliza el nacimiento del sentimiento nacional católico que uniría a todos los “españoles de bien” y compruebas que la escena se sigue repitiendo actualmente en actos espontáneos y eventos deportivos porque como todo el mundo sabe el franquismo terminó oficialmente en 1975 y luego empezó la democracia. Recordad que a Franco lo nombraron Jefe del Estado “mientras dure la guerra”.
Si se quiere conocer un poco más la historia de los primeros momentos y preparativos del alzamiento militar del 36 hay una película del 2012, dirigida por Pedro olea titulada “La Conspiración” centrada en el general Mola que resulta de lo más interesante.
Recomendable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s