Mortecina luz

La mortecina luz de aquel farol, que se filtraba a través de un desgarrón en los confines de su conciencia le hizo percatarse de la realidad. El joven que no soñaba se había convertido en un viejo que lo hacía a veces. Eso era todo.

Una respuesta a “Mortecina luz

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s