Los pseudónimos de las hermanas Brontë


Currer, Ellis y Acton Bell fueron los pseudónimos que eligieron las hermanas Brontë para publicar su obra conjunta de poemas y así conservar su anonimato. Eran nombres ambiguos y cuyas iniciales coincidían con los nombres de pila de las tres hermanas.

El hecho de publicar con pseudónimos se debía a que las hermanas pretendían seguir adelante con sus vidas sin ser tachadas de “indecentes” por la sociedad victoriana y para que los críticos no se ensañasen con ellas siendo juzgadas sólo como mujeres y no como autoras.

Emily eligió Ellis porque era un nombre muy familiar para los vecinos de Haworth.

Charlotte eligió Currer por Miss Frances Mary Richardson Currer, una de las primeras mujeres coleccionistas de libros de Europa.

Anne eligió Acton por Eliza Acton, poetisa y escritora de un libro de cocina titulado: Modern cookery for private families publicado en 1845.

El apellido Bell fue tomado del coadjutor de Patrick Brontë, Arthur Bell Nichols, que había comenzado trabajar como ayudante del reverendo Brontë en 1845 y que acabaría casándose con Charlotte.

Nichols en 1854