En la playa de Chesil


Resultado de imagen de en la playa de chesil

Te dará bajón

 Normalmente me gusta leer antes el libro que ver la película en la cuál está basada porque las adaptaciones cinematográficas suelen ser peores que los libros, no siempre sucede pero normalmente sí. En la playa de Chesil infunde en mí la sospecha de que se trata de una buena adaptación aunque tendría que leer el libro para asegurarme. El factor que lo hace sobresalir con respecto al efecto de leerlo consiste en su espectacular fotografía y  su vestuario así como las interpretaciones de los protagonistas, sobre todo Saoirse Ronan cuya belleza insípida pero abrumadora y su desbordante talento hacen que encaje en el personaje como un guante. ( reconozco que no me gustaba esta actriz hasta que la vi en Byzantium, en Lady Bird me conquistó y en ésta me enamoró).

La historia es una de esas tramas que hacen pensar al lector-espectador y lo enredan de una forma tan sutil que acabas identificándote con ella en algún momento de la misma. Un romance inmortal cuyo destino resulta brutalmente tragicómico en el cuál se nos plantea si somos producto de nuestras decisiones o tal vez lo somos de nuestro entorno.

El único aspecto negativo es su ritmo  más bien pausado que no lento en casi todo el metraje y sus dos horas de duración la hacen en algunos puntos tentadoramente plausible dejar su visionado a pesar de lo que resulta muy muy recomendable aunque si eres de lagrimilla fácil te va a resultar difícil que no te de el bajón.

Te hará pensar en muchas cosas


			
Anuncios

3 personajes cachondos mentales nivel Dios (III)


De entre todos los personajes de este tipo que puedes encontrar en la historia del cine, estos tres son mis preferidos porque todos salen sólo en una escena que no dura mucho, su intervención no tiene absolutamente ninguna aportación al argumento y los tres derrochan carisma y cachondez mental nivel Dios.

Son, por orden de menor a mayor cachondez mental:

El profesor Terguson, interpretado por Sam Kinison en la película de los ochenta “Back to School Thornton Melon”. Se trata de un profesor de historia  que vive su trabajo con una pasión inefable que suelen desembocar en furiosos ataques de ira derivados del estrés postraumático  que sufre como veterano de Vietnam. Su intervención en la película mientras trata de explicar porqué se retiraron las tropas estadounidenses de la guerra de Vietnam y porqué los E.E.U.U no acabaron con los coreanos del Norte en la guerra de Corea mientras arranca una silla y le grita en la cara al protagonista resulta antológica e inolvidable

Resultado de imagen de professor terguson back to school

El italiano pervertido de la película “Eurotrip”  que solamente dice “mi scusi” mientras lee “La Gazzeta de lo Sport y se cuela en todos los compartimientos del tren en el que viaja con los pantalones bajados, porque es una de las películas que más me hayan hecho reír y porque este personaje, por su fugacidad, su apariencia y su modo de comportarse merecen encumbrarlo al segundo puesto de los personajes cachondos mentales nivel Dios.

Resultado de imagen de mi scusi

El primero de la lista, por supuesto, no podía ser otro que el señor Randy Watson, interpretado por Edie Murphy en el Príncipe de Zamunda. El señor Watson es uno de esos personajes que con su sóla presencia eclipsan el resto de la película y originan su propia leyenda. Con su grupo “Chocolate sexy”, su canción “Creo que el futuro es de los niños”, su aspecto de funky trasnochado y su barriguilla cervecera hacen de este personaje el máximo representante, en mi modesta opinión, de todos los cachondos mentales nivel Dios. Por supuesto recomiendo ver su escena en la película con el doblaje en castellano porque es dónde más gana. Cuenta la leyenda que él y su grupo acabaron haciendo una gira mundial en el 88.

Resultado de imagen de randy watson

Farewell neighborhood screenwriter


 

 

Parece que el guionista de barrio abandona el mundillo blogueril y eso me entristece un poco porque es uno de los primeros que empecé a seguir con asiduidad allá por el 2014 y que me animó en gran medida a pergreñar este engendro. Las entradas que recuerdo con más cariño son las de los personajes secundarios en películas que pese a tener pequeños papeles tienen un gran peso en el argumento; un pequeño extracto de la novela “Las adivinaciones de Louis Rimson y la catástrofe de Villa de Dunia”, sus reseñas de películas en forma de “opiniones poco fundadas” o su guía para conocer los tipos de guiones y cómo desarrollar los personajes. Supongo que no te pasará como a la señora Mia Wallace y que revivirás con un chute de adrenalina en forma de lisonjas  así que gracias por guionista de barrio y por ser un referente.

Cita de película: La Delgada línea Roja


Pvt Witt- You care about me, don´t you, Sergeant? I always felt like you did. Why do you always make yourself out like a rock?One day I can come up and talk to you, by the next day it´s like we never even met… lonely house now… you ever get lonely?
Top Sergeant  Welsh: Only around the people
Pvt Witt: Only around the people

Soldado Witt-Yo le importo verdad sargento, siempre lo he notado. Entonces por qué se muestra tan duro?Un día puedo hablar con usted y al día siguiente es como si no me conociera… una casa solitaria… no se siente sólo?
Sargento primero Welsh- Sólo cuando hay gente
Soldado Witt- Sólo cuando hay gente

Cita de película: Revolutionary Road


“Do you want to know the worst part?. Our whole existence here is based on this great premise that we´re specialan superiorto the whole thing but wr´re not. We´re just like everyone else. Look at us. We´ve bought into the same ridiculous delusion. This idea that you  have to resign from life and settle down the moment you have children” . April Wheeler

“Quieres saber qué es lo peor?, toda nuestra existencia aquí se basa en la gran premisa de que somos especiales y superiores al resto pero no es cierto. Somos como todos los demás.  Míranos, nos hemos creído la mentira absurda, esa idea de que hay que renunciar a la vida y sentar la cabeza cuando tienes hijos”

Cita de película: The thin red line


Why should I be afraid of die?, I belong you?. If I´ll go first , I´ll wait you there, on the other side of the dark waters”.

 

“Warum sollte ich Angst vorm Sterben haben? Ich gehöre dich. Wenn ich zuerst gehe, warte ich da draussen auf dich, auf der andere Seite des dunklen Wassers”

 

“¿Por qué iba a tener miedo a la muerte?, te pertenezco a ti. Si caigo yo primero, te esperaré allí, al otro lado de las oscuras aguas”

Curisidades sobre Titanic (1997)


Scotland Road en la película

Nunca se dijo que el Titanic fuera insumergible, es una afirmación apócrifa que se empezó a asumir como cierta tiempo después del hundimiento. En la película es el personaje de Calledon(Billy Zane) el que lo afirma sin género de duda antes de subir a bordo pero es más bien un recurso de Cameron para enfatizar el carácter altivo y prepotente del personaje que refleja el de la propia sociedad de la época.

El Titanic se consideraba un buque muy seguro ya que contaba con la última tecnología en previsión de catástrofes: 15 mamparos herméticos dividían el buque en 16 compartimentos estancos, que podían sellarse automática e independientemente en caso de colisión. También contaba con un doble fondo y telégrafo, para avisar a la hora de posibles problemas. Sin embargo, los mamparos no llegaban  hasta la cubierta lo que supuso un punto débil por el cuál el barco  quedó herido de muerte. Otro aspecto con el que no se contó en el diseño y que acelerarón el hundimiento fue el llamado” Scotland Road”, un pasillo que recorría el barco casi de proa a popa de la cubierta E por babor( es el pasillo al que llegan Jack y Rose después de liberarse de las  esposas tras romper una puerta y ser reprendidos por un camarero que les dice que eso es propiedad de la White Star. Este pasillo actuó como una especie de tubería de desagüe que permitió la entrada de cantidades ingentes de agua en poco tiempo, también una puerta abierta de la entrada de primera clase en la cubierta D que seguramente alguno de los oficiales mandó abrir con la intención de que embarcasen desde ella más pasajeros en los botes.