La crucifixión


La crucifixión, la peor y más cruel manera de morir que muchas civilizaciones y concretamente los romanos usaban para ajusticiar a personas normalmente de baja extracción social como esclavos fugados o contra aquellos que se rebelaban contra Roma. Lo que llamaban “mors agravata”.

A pesar de que los romanos la utilizaron durante cuatrocientos años no existen casi pruebas de como la llevaban a cabo y la referencia más común que tenemos sobre ella se encuentra en la iconografía cristiana con las representaciones de la crucifixión de Jesús. Una de las pocas pruebas que existen de este tipo de ejecución se encuentra en el museo de Israel y pertenece a un hombre llamado Yeohanán que fue crucificado en el siglo I d.c

En la crucifixión, la muerte se producía por asfixia debido a la posición de los brazos elevados de forma que cada vez que el condenado respiraba, la caja torácica no se expandía lo suficiente haciendo que la persona intentase apoyar el peso del cuerpo en brazos y piernas que eran atravesadas con clavos, en algunos casos, afectando al nervio mediano que se sitúa justo en el espacio de de Destot en la muñeca y el tibial en los pies o talones que atravesaba el clavo provocando un dolor insoportable con lo que cada vez que se inspiraba se sufría un dolor intensísimo y la persona debía dejar la inspiración, respirando cada vez menso oxígeno haciendo que el condenado se asfixiase lentamente en una angustiosa agonía que podía durar días dependiendo de la fortaleza física de la persona y de la gravedad del delito que había cometido.

Para acelerar el proceso se rompían las piernas de la persona impidiéndole así obtener esa pequeña brizna de aire y haciendo que muriese asfixiada con mayor rapidez.

Curiosamente los cristianos no adoptaron el símbolo de la cruz hasta el siglo V unos cien años después de que Roma dejara de utilizarla como método de ejecución.

22 Blogs molones recomendables


Para celebrar las mil entradas del blog, si buscas disfrutar con opiniones sobre películas y series nada mejor que:

Espia modelo

No Submarines

https://www.nairmillos.com/

https://criticasdecinesinspoilers.wordpress.com/

Para disfrutar del mejor talento literario, poético y artístico además de las mejores reflexiones:

Galicia poetica “antolloloxía”

Erotismo en guardia

Pensando en voz escrita

Los sueños de un escritor

La esfera que no gira más

Blog de Aldegunde

Inhalando lineas

Banda Galán

https://comoun8tumbado.wordpress.com/

https://siniestradelaire.org/

https://ispamagadotcom.wordpress.com/

https://corazonesidiotas.wordpress.com/

https://anacentellasg.wordpress.com/

https://reflexionesalbordedeloscuarenta.wordpress.com/

https://lalibretadenani.com/blog/

https://divagacoesgcc.wordpress.com/

https://diariodeunaflor.com/

https://pauladegrei.com/

Recuerda que eres mortal


O también “recuerda que sólo eres un hombre”, es la frase que repetían en la antigua Roma incesantemente un esclavo cuando una personalidad por ejemplo, un general celebraba un triunfo y desfilaba por las calles deificado mientras lo seguía sosteniendo sobre su cabeza una corona de laurel. Una costumbre que tenía como objeto evitar que el ínclito protagonista olvidase que a pesar del éxito y la adoración del pueblo seguía siendo un humilde mortal como cualquier otro. En latín:

“Respice post te! Hominem te esse memento!”

“¡Mira tras de ti! Recuerda que eres un hombre” (y no un dios).

Ser una cadorna


 

Italia abandonó su neutralidad durante la primera guerra mundial en mayo de 1915 declarándole la guerra a los imperios centrales. Su plan consistía en atacar al maltrecho ejército austríaco, al que ya le estaban dando lo suyo rusos y serbios, a través de los Alpes con un millón de hombres con la intención de desfilar triunfalmente por Viena por navidad. Con lo que no contaban era que los austríacos no sólo aguantarían sino que el ataque italiano les levantaría la moral debido a lo poco involucradas y equipadas que estaban las tropas italianas. El principal responsable de este fracaso fue el general mariscal de campo Luigi Cadorna (1850-1928) ya que fue el responsable del despilfarro de vidas, ya fuera por la estrategia del ataque frontal como por las ejecuciones selectivas para erradicar la cobardía y de material provocando que su nombre quedara desprestigiado y con el tiempo comenzase a utilizarse la expresión “es una Cadorna” cuando se quiere decir que algo es una mierda que se utiliza en Buenos Aires por influencia de los inmigrantes italianos que llegaron al país tras la primera guerra mundial.

Ex uno lapide


 

En 1506 se desenterró cerca de Roma una estatua. Se trataba ni más ni menos que el Laocoonte que según se creía por los testimonios de historiadores como Plinio, se había esculpido “ex uno lapide”, tallada de un mismo bloque de mármol, técnica que sólo los escultores más expertos y talentosos podían llevar a cabo. Cuando se enteró de la noticia un joven escultor que acababa de llegar a la ciudad eterna desde Florencia llamado Michelangelo Buonarroti con la intención de iniciar los frescos de la Capilla Sixtina no pudo evitar la tentación de dirigirse a contemplar el Laocoonte puesto que él mismo acababa de terminar su David también de un mismo bloque de mármol inspirándose en su leyenda y pensando “si otro pudo hacerlo, yo también”. Cuando estudió la estatua con más detenimiento, Miguel Ángel observó gracias a su  ojo experto que el Laocoonte ocultaba casi de forma imperceptible una serie de juntas que unían cinco grandes piezas con lo que debió sentirse bastante orgulloso de su trabajo con el David.

Peplum


El peplo era una especie de túnica que usaban las mujeres troyanas y que las que las matronas romanas ofrecían cada cinco años a la diosa Palas. A principios del siglo XX  un nuevo género cinematrográfico adoptó su nombre para referirse a películas  que revivían la antigüedad, sobre todo del Imperio Romano, Quo Vadis(1913) y Cabiria(1914) fueron las pioneras cuando el cine aún era mudo. La época dorada del Péplum transcurrió  en los años 50 y 60 con las estadounidenses Ben-Hur(1959), Cleopatra (1963) y Los diez mandamientos (1956)  para caer después prácticamente en el olvido hasta su resurgimiento con Gladiator (2000), aunque esta última podría clasificarse en el género “neo-peplum” .

Sus principales características son:

  •  Inclusión una escena de lucha con animales  o una batalla multitudinaria.
  • Escenografías, argumentos y vestuario que no concuerdan con la época histórica concreta. (en Gladiator las armaduras de los legionarios y la guardia pretoriana no son históricamete correctas)
  • “Cosificación de la mujer” con escenas de danzas y limitación de protagonismo a mujer del bueno y mujer del malo. (esto no ocurre en el neo-peplum, véase Lucilla)
  • Enfrentamiento entre el héroe, normalmente un actor hipermusculado sin talento y un astuto villano que tiraniza a su pueblo. (esto tampoco se da en Gladiator, ya que Máximo no actúa movido por valores de nobleza para liberar al pueblo si no más bien por venganza mostrando una gran inteligencia y sentido táctico y Cómodo es más bien cruel  y despiadado dejando la astucia más de lado)

le chevalier


 

Si una estatua  de una persona a caballo tiene dos patas en el aire, la persona murió en combate, si el caballo tiene una de las patas frontales en el aire, la persona murió de heridas recibidas en combate, si el caballo tiene las cuatro patas en el suelo, la persona murió de causas naturales.

Camille Claudel


la edad madura

 Otra historia de olvido artístico referente a una mujer, la escultora Camille Claudel nació el 8 de diciembre de 1864 en Francia y fue alumna de Boucher(1850- 1934)y luego de Rodin(1840-1917), del que además fue amante. Este hecho marcó su carrera  ya que muchas de sus esculturas, debido a su factura y su originalidad levantaban ciertas sospechas sobre si el propio Rodin no habría intervenido en su elaboración, pese a todo algunas mentes cabales como el crítico de arte y escritor Octave Mirbeau (1848-1917)  la calificó como  “un genio”. Su familia la internó en un manicomio, el diagnóstico oficial fue manía persecutoria y delirios de grandeza. En cartas descubiertas años después descubrieron a una mujer en su sano juicio que fue manipulada y maltratada por su entorno, es decir, fue castigada por ser mujer y querer ser libre, algo harto difícil en aquella época. Acabó sus días olvidada por todos el 19 de octubre de 1943.

Resultado de imagen de camille claudel

Dodo


Resultado de imagen de dörte clara wolff
Boda en el jardín de la azotea.1929. Revista Ulk

 

Dörte Clara Wolff (1907-1998), conocida como Dodo, fue una de las ilustradoras más populares de la Alemania de finales de los años veinte. Se la relacionaba con la Nueva Objetividad (Neue Sachlichkeit), movimiento contrario a los excesos del expresionismo que buscaba plasmar la realidad con una fuerte carga de interpretación personal que a la vez resultara sutil. Desarrolló su talento entre los años 1927 y 1930 causando sensación sus figurines de moda(diseñó vestidos para Marlene Dietrich) así como sus ilustraciones satíricas para la revista Ulk plasmando a la perfeción el ambiente cosmopolita, festivo y ambiguo del berlín de entreguerras. En los años treinta pintó las ciruisos “imágenes del insconsciente” mientras se sometía a psicoanálisis en Zúrich. Su ascencendencia judía la obligó a abandonar Alemania y exiliarse en Londres en 1936 donde prosiguió su actividad artística realizando ilustraciones para libros infantiles, diseñando postales o trabajando para la Paris london House. Su obra permaneció en el olvido hasta que hace pocos años fue redescubierta hace pocos años con la exposición de sus 120 obras en la Kunstbibliothek de Berlín. Nunca hasta ese momento se había expuesto nada suyo.

Resultado de imagen de dörte clara wolff
Retrato de Dodo.1928

El caso Chapelant


 

El oficial ametrallador frances, Jean-Julien Chapelant de veintitrés años, fue apresado por los alemanes en Octubre de 1914 y herido pocos días después tras las líneas enemigas. Unos camilleros franceses lo recogieron y fue llevado ante su coronel que lo acusó de deserción siendo condenado a muerte. La pena fue llevada a cabo por sus propios compañeros mientras el teniente Chapelant era apoyado sobre una tapia mientras permanecía atado a la camilla en la que se encontraba convaleciente. Este suceso fue denunciado por el poeta francés Apollinaire que quedó fuertemente impactado e inspiró posteriormente a Humphbrey Cobb (1899-1944) para escribir en 1935 la novela en la que se basa una de las mejores películas antibélicas de la historia, Senderos de Gloria de Stanley Kubrick.

El teniente Chapelant fue rehabilitado por el gobierno francés en 2012.