The Mandalorian. Opinión subjetiva


The Mandalorian (Serie de TV) (2019) - Filmaffinity

Con el precedente de la última trilogía y teniendo en cuenta que se trataba de un producto de Disney la verdad es que no albergaba muchas esperanzas con respecto a esta serie, de hecho la única razón que me hizo empezar a verla fue el hecho de creer que el protagonista era Bobba Fett y a lo largo de los ocho capítulos de esta primera temporada comprobé mi error disfrutando de unos personajes carismáticos; empezando por el protagonista, el mandaloriano, una suerte de mezcla ente el Clint Eastwood de Sergio leone y un samurai; el “yodita” que le da un toque muy bueno y te hace morir de amor literamente, el personaje del granjero al que le pone voz Nick Nolte que es una especie de Zaratustra Niestzcheciano; el droide cazarrecompensas o la mercenaria exsoldado de asalto del Imperio que si te pega una hostia te viste de torero.

Unas interpretaciones muy buenas destacando la de Pedro Pascal se marca un “Edward Norton” en el reino de los cielos actuando con una máscara el 99,9% de la serie de forma que parece que lo hace sin ella; un argumento que aunque no es lineal, ya que cada capítulo puede verse de forma independiente casi sin perder el hilo se encadena de forma que todos las tramas y personajes que van saliendo tiene un fin y un porque terminando por cerrar un engranaje argumental muy inteligente y entretenido.
Muy recomendable para pasar el rato.

Utopía


Resultado de imagen de utopia serie

Si no se conoce esta serie británica, mejor que no se busque de que va ni que te hablen de ella, sólo consíguela échale un ojo porque es una de las más originales que hayan salido e los últimos años. Desconcertantemente violenta, conspiranoica argumentalmente, desconcertantemente bien llevada por unos personajes que resultan ser personas normales, con vidas normales y anodinas que tienen en común un foro de comics en el que que hablan de uno en particular llamado “Utopia”. Este comic resulta ser la historia de un experiento secreto de una organización que controla todos los mecanismos del gobierno y que no quiere que se sepa aunque sea a través de un comic que dibujó el científico que hizo posible el experimento y que posteriormente se volvió loco.

La pregunta “Where is Jessica Hyde? ” resulta al mismo tiempo inquietante y aterradora, la formula insistentemente uno de los asesinos que la organización manda a buscar el comic y matar a todos los que lo conocen. Resulta repetitiva en los primeros episodios y te hace preguntarte quien demonios será esa tal Jessica Hyde y qué habrá hecho para que la buscquen. El hecho de comenzar los episodios, sobre todo los primeros, resulta impactante y la música, una especie de acordes cortos que llegan a ser irritantes perturbadora y muy acertada. Los personajes son personas que de repente se encuentran  inmersos en una especie de megaconspiración sociológica de dimensiones totalitarias y tienen  que, con la ayuda de Jessica Hyde, evitar que esa organización lleve a cabo  su plan sin confiar en nadie, incluso  entre ellos mismos. La segunda temporada no es tan buena excepto el primer episodio en el que se explica el origen de todo.

Muy recomendable,  hay que verla.

Esta mierda me supera. Opinión subjetiva


Resultado de imagen de esta mierda me supera

Esta mierda me supera, es un buen título tanto para referirse a la serie que originalmente se titula “I am not okay with this” como para describir la sensación que te deja tras su visionado y es que la temporada de siete capítulos de unos veinte minutos de duración media resulta, por el final que presenta, que es más la mitad de una temporada que una temporada completa, algo así como si dejases de leer un libro o de ver una película por la mitad simplemente porque ya no hay más capítulos o metraje.
El estilo recuerda mucho a “The end of the F***ing world”( será porque es el mismo director y autor del comic en el que se basa y también a “Stranger Things”, toque ochentero.
El argumento es una mezcla entre Carrie y Matilda pero en plan “reboot”( cuando las productoras quieren ganar pasta y pillan una peli vieja, en este caso un comic, y cambian lo justo para que tengas que pagar otra vez por la misma mierda producción de escasa calidad).
El ritmo resulta ir decreciendo tanto en intensidad como en originalidad hasta desembocar en un final demasiado abierto que deja la puerta descaradamente abierta para una necesaria segunda temporada. (Señor@s de netflix no hagan como con “Daybreak” por favor)
Las interpretaciones resultan aceptables teniendo en cuenta lo planos y estereotipados que resultan los personajes.
Conclusión:

Una serie para ver en dos horas y pico, si tienes tiempo y ganas, que te deja a medias por su desarrollo y su final, que no es un final propiamente dicho si no más bien el final del séptimo capítulo de una temporada de unos diez o doce capítulos. Como fue el caso de “Daybreak”, que sí se quedó sin segunda temporada y que era bastante mejor.

Hunters. Opinión subjetiva


Resultado de imagen de hunters

No es una serie que podríamos calificar como mala en conjunto pero indudablemente hay algo que falla. Parece estar específicamente pensada para llamar la atención del espectador en el primer episodio como es el caso de The Deuce o Vinyl y dejarte con ganas de más pero, como en el caso de éstas últimas, en el transcurso de los episodios, tanto la trama como los personajes van perdiendo intensidad y aunque no alcanzas ese punto de tener ganas de dejar de verla sí que llega a hacerse un poco pesada.

Lo peor es el final en el que sorprende el descaro con el que introducen un “Deux ex maquina” para cerrar la trama, esto es, como da la impresión de que no saben cómo terminar la serie y además dar pie a una segunda temporada deciden acabar con una auténtica y antológica “paja mental” que nos deja cuanto menos sorprendid@s.

Lo mejor podría ser la ambientación de los setenta, el personaje de Josh Radnor y Dylan Baker y en general el trabajo de todo el elenco que salva la serie del despropósito además de una suerte de “gags” en tono bastante irónico y cómico.

Me recuerda peligrosamente a “The Strain” en algunos momentos. Recomendable para pasar el rato si no eres demasiado exigente.

Sex Education. Temporada 2. Opinión de mierda en 5 puntos


Resultado de imagen de sec education t2

Decepcionante aunque irreprochable y resulta difícil argumentar esta opinión subjetiva sin incurrir en revelar detalles sobre el argumento así que recurriré al estilo de Otis e intentaré plasmarlo en cinco puntos:

  1. El tono de la segunda temporada sigue acorde con el de la primera, desenfadado, fresco, un ballet perfectamente ejecutado entre tantas subtramas individuales que se entrelazan junto con ese magnífico toque de humor inglés, la importancia de ser sincer@s, el poder femenino y esa música que siempre acude cuando más se la necesita .
  2. El Ritmo, obviamente aprovecha la inercia de la brillante primera temporada para introducir durante los primeros capítulos de la segunda la trama de ésta con giros un tanto débiles para presentar a los nuevos personajes y reintroducir a los antiguos y cerrar ciertas historias que quedaban pendientes de la anterior temporada hasta detenerse por efecto de la fricción y tal vez el desdén allá por el episodio cinco volviendo a arrancar con un movimiento rectilíneo uniformemente acelerado hasta tomar velocidad en un progresivo “in crescendo” que desemboca en un final casi kamikaze que te deja pensado “WTF?”.
  3. Los personajes, parece que en el caso de los antiguos todo se soluciona o equilibra de alguna manera excepto con dos y en cuanto a las nuevas incorporaciones, aportan interesantes nuevas subtramas que tienen ciertas consecuencias en el devenir final de la historia. Uno de los personajes se erigirá como el summun de la perfidia, en el paladín de lo maquiavélico, el villano de comic de la siguiente temporada vamos, utilizando un lenguaje más soez, un hijo de puta con todas las letras al que todos odiaremos.
  4. El final, digamos que si no es lo más decepcionante sí es lo más triste, y te hace pupita. Aunque el de la primera temporada fue aceptablemete abierto y tal vez un tanto cruel, con ese estilo shakespiriano en el que l@s protagonistas gritan ” soy un juguete del destino”; el final de esta segunda temporada resulta inaceptablemente abierto y excesivamente cruel, dejando un mensaje más dostoiveskiano del tipo” la vida es dura, cada uno tiene lo que se merece” sobre todo referido a esos dos personajes anteriormente citados.
  5. Conclusión, esperemos que esta tragicomedia en tres actos mejore con el siguiente, la tercera temporada, en el que al fin se le conceda al ansioso público y a esos dos personajes concretos lo que tanto desean tras este tránsito por el valle de lágrimas que está siendo su historia tras ganar en madurez y experiencia.

Sex Education. Opinión subjetiva


Resultado de imagen de sex education

Cuidadín con esta serie porque es la típica que empiezas a ver y no puedes dejarla hasta el último capítulo en plan maratón de seis horas. No se si será la mejor serie de este año pero personalmente es la que más me ha gustado.
El argumento, brillantemente planteado y desarrollado dejando un final abierto que hace que esperes con ansia la segunda temporada; unos personajes principales más complejos de los que parecen que van evolucionando a lo largo de la trama junto con unos secundarios que derrochan carisma sobre todo el de Eric, el mejor amigo de Otis y que piden a gritos más protagonismo en la segunda temporada;una historia de amor presentada de forma que le hubiera podido pasar a cualquiera apoyada en unas interpretaciones brillantes por parte de Asa Butterfield y Emma Mackey que rezuman química y complicidad; una música escogida y acertada así como una ambientación ambigua que te hace dudar si transcurre en los ochenta o en la actualidad y su forma de tratar de modo desenfadado y natural pero con ese toque púdico tan británico los temas de la sexualidad, el aborto, y el colectivo LGTBI(el episodio en el que se difrazan de Hedwig me parece uno de los mejores).
Se la puede comparar con otra magnífica serie, Euphoria, pero ésta pese a su brillantez y su parecido me resulta un tanto más bizarra, más directa a vena como los Rolling mientras que Sex Education es más como los Beatles que pueden parecer simples en un principio pero luego te hacen pensar y disfrutar.
Ocho capítulos en los que absolutamente todo parece cuidado y estudiado para que el resultado sea redondo.
Extremadamente recomendable y ansioso por ver la segunda temporada.

Catch-22


Resultado de imagen de catch-22 reparto

El nombre de la serie proviene de una norma del ejército de los E.E.U.U durante la Segunda Guerra Mundial según la cuál un hombre no podía considerarse loco si quería seguir volando en misiones de bombardeo aéreo que ponían su vida en grave peligro su vida pero si solicitaba la baja entonces se lo consideraba lo suficientemente cuerdo como para seguir volando con lo cuál loco o cuerdo debías seguir cumpliendo misiones hasta que el ejército te lo ordenase.
La serie , de seis capítulos, sigue las vicisitudes de un bombardero, el mienbro de la tripulación encargado de soltar las bombas, el teniente “Jo Jo “Jossarian” que busca desesperadamente el modo de ser dado de baja para volver a casa mientras cumple misión tras misión siendo consciente de que puede perder la vida, obviamente, en el transcurso de cada una de ellas y lo que es peor, de que en cualquier momento, si siguen obligándolo a realizar misiones puede acabar perdiendo la razón definitivamente.
El elenco nos ofrece las actuaciones, entre otros, de George Clooney, un general un tanto cuadriculado que le hace la vida imposible a sus hombres y cuyo apellido, traducido del alemán es literalmente “Cabeza de mierda”; Hugh Laurie, un comandante un poco “despistado”o Kyle Chandle, un coronel un tanto incompetente.
Las situaciones hilarantes y kafkianas a lo largo de la serie que resaltan lo absurdo de algunas normas de la vida militar resultan constantes siendo su seña de identidad.
Una serie muy recomendable ya que es mucho más que una serie bélica, se trata de una tragicomedia que te hace pensar.

Carnival Row. Opinión subjetiva


Resultado de imagen de carnival row

Reconozco que cuando empecé esta serie tuve que dejar de verla sin llegar a la mitad del primer capítulo, supongo que porque no era lo que me esperaba y aunque no sin recelo tras pensarlo mejor decidí darle otra oportunidad descubriendo que a medida que avanzaba la trama mejoraba bastante.
Mezclar en una suerte de universo distópico el Londres victoriano con criaturas fantásticas como hadas, sátiros, centauros y golems en una trama de intriga cuyo motor son unos crímenes tipo Jack el destripador puede resultar demasiado para un primer contacto y más cuando todos esos seres fantásticos se mueven en un contexto dickensiano con los roles de miserables ciudadanos de segunda a modo de los pobres inmigrantes polacos, rusos, irlandeses, judíos etc… que poblaban la capital británica y que eran despreciados por la elitista burguesía y aristocracia como “untermenchschen” ya fuera por su raza o su condición supeditados a la prostitución, el crimen o el servicio doméstico.
A pesar de todo, el argumento mejora a medida que avanza gracias a una trama folletinesca llena de misterios, crímenes, lenocinio, hipocresía y parafilias varias que atrapa junto a un reparto que brilla gracias, sobre todo, a unos personajes secundarios bien interpretados, desarrollados y con peso enclavados en unas sub-tramas que eclipsan con una facilidad pasmosa la meliflua y bastante telegrafiada historia de amor prohibida de los personajes principales por mucho que se esfuercen Orlando Bloom, que hace un buen trabajo con lo que tiene y sobre todo Cara Delevigne a la que si le añades un personaje tan plano unido a su falta de oficio el resultado resulta algo decepcionante (dónde no hay mata no hay patata).

El final resulta previsible aunque no desentona con el nivel del resto de la trama. Me pareció original y entretenida aunque prefiero la noruega Beforeigners. Me Sorprende que vaya a haber segunda temporada. Recomendable si te gustan las series históricas y la ciencia ficción más manida o si te imaginas que las hadas, sátiros y demás flora y fauna son emigrantes polacos, irlandeses o rusos.

Series para ver en Halloween (si no tienes nada mejor que hacer)


Ligera como una pluma

Unas muchachas de instituto, llevadas por el ímpetu y la confianza de la juventud, deciden jugar a un inocente juego en un cementerio la noche de halloween para cumplir una tradición que seguían desde niñas sólo que esa vez algo no sale como pensaban y el juego que consistía en predecir sus muertes comienza a hacerse realidad.

Bueno, nos la venden como una serie de miedito para halloween pero resulta que tras su visionado, en mi caso sólo la primera temporada, me niego a continuar viéndola, no es más que una de esas series de adolescentes americana para adolescentes con algunos actores que se acercan más a los treinta que a los veinte y que no tiene por más objeto que el de insultar la inteligencia del espectador con una trama previsible, personajillos estereotipados y un desarrolo previsible y bastante dudoso que hace que te plantees seguir viéndola al finalizar cada episodio, puede que el hecho de que cada uno dure unos veinte minutos ayude, en fin sólo apta para fans de series de adolescentes con pocas luces.

Death Valley

Una serie gamberra, rodada en modo de reallity Show que por circunstancias se quedó lamentablemente, como otras muchas series brillantes, en esa primera y única temporada. El argumento resulta de lo más kafkiano, un buen día aparecen en el Valle de San Fernando, California, vampiros, zombies y Hombres lobo pero no de la forma en la que nos tiene acostumbrad@s el género de terror sino como personas normales que resultan ser vampiros que se dedican al trafico de drogas y a la prostitución, hombres lobo que se transforman una vez al mes y a veces se escapan de sus casas y zombies que hacen lo que hacen los zombies. Para combatir este fenómeno se crea una fuerza de policía paranormal en la que un equipo de televisión acompaña a los agentes en sus misiones.

Dead Set

Serie británica de una sola tempora, mezcla entre 28 dias después y The walking dead con un original argumento en el que un apocalipsis zombie sorprende a unos frívolos y algo estúpidos concursantes de Gran Hermano mientras participan en el concurso. Interesante porque no son muchos capítulos, su duración es más bien corta y tanto la serie en conjunto como su final así como su abuso y abuso del gore no te dejarán indiferentes.

Lo que hacemos en las sombras

Otra serie aún más gamberra que la anterior basada en una película homónima en la que tres vampiros nacidos en diferentes siglos y países viven en una mansión en Nueva Jersey. Cada episodio en formato de falso documental es mejor que el anterior usando un humor desternillantemente negro y absurdo con unos personajes y unas interpretaciones sublimes. La duración de cada uno no excede los 25 min y realmente no puedes de dejar de verla.

Dead of summer

No confundir con Black summer, otra serie para adolescentes de una única temporada que si bien supera a ligera como una pluma, cosa que no resulta muy difícil, tampoco es para tirar cohetes pese a que su argumento sea más complejo y su desarrollo más ordenado se nos presenta la típica historia de campamento en el que un grupo de adolescentes vuelven como monitores de otro grupo de tiernos infantes al campamento en dónde tan buenos ratos pasaron ellos mismos en su niñez tras la reapertura del mismo sin saber que el lugar está habitado or una presencia maligna que pretende utilizarlos para sus pérfidos fines. Los personajesse nos presentan mediante flashbacks que pueden llegar a confundir y aburrir al espectador por mezclar los hechos presentes con los pasados. El toque grunge noventero es un punto a favor.

Estas son las que se me ocurren pero seguro que hay más

Beforeigners. Opinión subjetiva


Resultado de imagen de beforeigners

Simplemente, una de las mejores series que haya visto últimamente. Sorprende por la frescura de su planteamiento, esto es, una trama que mezcla la ciencia-ficción con los thrillers policíacos, con unos personajes extremadamente carismáticos; unas interpretaciones brillantes además de plantearnos una interesante reflexión.
El argumento consiste en que un buen día empiezan a aparecer por todo el mundo personas que vienen de otras épocas como si se tratara de inmigrantes ilegales sólo que en vez de llegar en endebles embarcaciones lo hacen por un agujero de gusano o túnel temporal y se centra en Noruega, concretamente en personas que llegan de tres épocas determinadas, la Edad de Piedra, el siglo XIX y la época vikinga. Los protagonistas son dos policías noruegos, él un drogadicto divorciado, inteligente y reflexivo y ella una vikinga que acaba de salir de la academia con modales vikingos que transmiten desde el principio una gran química, carisma y reflejan a la perfección el choque cultural entre las dos épocas, el caso es que su primer caso consiste en investigar el asesinato de una mujer de la Edad de piedra que aparentemente fue asesinada a las pocas horas de llegar al presente a partir de aquí y con la sucesión de capítulos las tramas de bifurcan, algunos personajes desaparecen y de una forma genial la trama principal se va diluyendo en una segunda trama que a su vez lo hace en otra sub-trama de forma que nada es lo que parece y lo que pensabas que era imposible en un principio se hace posible.

Otro de lo puntos fuertes son los personajes secundarios que complementan y potencian a la pareja protagonista y el final, a pesar de contar sólo con seis capítulos resulta ser en parte aceptable si continúan la serie en una segunda temporada ya que plantea gran cantiad de cuestiones nuevas que lo convierten en un muy abierto.

Te reirás y disfrutarás. Muy Muy recomendable