¿Sabes quién es Alan Smithie?


El Directors Guils of America, el poderoso sindicato norteamericano de realización, dictamina como medida protectora de los derechos de sus asociados que ninguna película puede exhibirse sin la firma de su director. El problema surge cuando el cineasta es excuído de importantes decisiones creativas (montaje, casting, etc…) y por tanto ya no se considera el autor real del producto. Para ello se inventó el nombre de “Alan Smithie”, anagrama de “The alias men” y que en algunos casos también asumen otros profesionales del cine cuando directamente no queren que se asocie su nombre con el producto para no sufrir desprestigio profesional o rechazo. Se utilizó por primera vez en “Death of a gunfighter” (1967), ya que ninguno de sus directores Don Siegel y Bob Toten quiso asumir su autoría. Dennis Hooper, Sam Raimi  o John Frankenheimer también lo han utilizado.

“No”


En el siglo IV a.c el rey Filipo II de Macedonia, padre de Alejandro, envió un mensajero a Esparta para proponer la firma de una alianza contra Atenas. El emisario no escatimó en en argumentos para lograr convencer a las “Lakónikos”, así llamados los espartanos por la región de “Lakedemonia” en la que vivían , en griego. Por respuesta, el rey Filipo recibió un simple:

“No”

La concisión y brevedad de dicha respuesta daría lugar al término lacónico.

Los seis dedos del papa


Madonna Sixtina (1514)

 

En la “Madona Sixtina”(1514), el pintor Rafael di Sanzio dibujó seis dedos en la mano derecha del papa Sixto IV, no porque el Papa tuviera efectivamente seis dedos, sino porque una creencia medieval asociaba a esta anomalía la capacidad de desarrolar un sexto sentido y para interpretar sueños proféticos. Rafael también pintó seis dedos en el pie izquierdo del san José de otra de sus obras, “Los desposorios de la Virgen”(1504)

Los desposorios de la Virgen (1504)

El islandés


El islandés es una complicadísima lengua que no ha variado prácticamente nada del normánico o protoeslavo (la lengua que hablaban los vikingos) en los últimos mil años debido al gran aislamiento de la isla de Islandia con respecto al continente.

También se mantiene la costumbre vikinga de acompañar el nombre de los hijos con el patronímico. La diferencia con otros países como Rusia en dónde también se dá esta costumbre debido a la enorme influencia vikinga de los “Rus” o remeros es que en Islandia se conserva casi tal cuál lo usaban los propios hombres del norte.

Así para formar el nombre masculino , si eres hijo de Erick, se añade el sufijo –sson y para el nombre femenino el de – sdottir.